Super User

Super User

A finales del mes de marzo, una gran plataforma de perforación se instalará en el Golfo de México para realizar perforaciones en el corazón del cráter de Chicxulub, donde se encuentra enterrado los restos del impacto de un Asteroide que hace 66 millones de años hizo que se extinguieran los dinosaurios, junto con la mayoría de la vida en este planeta.

Un barco especialmente equipado navegará desde el puerto mexicano de Progreso, Yucatán, a un punto a 30 kilómetros de la costa. Allí en aguas de 17 metros de profundidad, el barco hundirá tres torres para instalar la plataforma de perforación y quedar estable sobre el mar.

El 1 de abril, el equipo de científicos del International Ocean Discovery Program (IODP)planea comenzar la perforación, batiendo a través de 500 metros de piedra caliza que fueron depositados en el lecho marino por el impacto del asteroide. Durante 2 meses estarán trabajando día y noche en un intento de bajar a un kilómetro de profundidad, en busca de cambios en los tipos de roca, la catalogación de microfósiles, y la recolección de muestras de ADN.

A medida que la perforación se acerca al cráter a 800 metros de profundidad, los científicos esperan encontrar un menor número de especies de animales (de concha) que conforman la piedra caliza, ya  que la vida se estaba recuperando después del impacto. Algunos científicos creen que el Dióxido de Carbono liberado por el impacto habría acidificado los océanos, lo que contribuyó a la extinción, por lo que el equipo analizará si los animales del fondo marino justo después del impacto fueron las especies que toleraron un pH bajo.

Para muchos de los científicos, el evento principal será alcanzar el anillo de pico. Anillos de picos abundan en la Luna, Mercurio y Marte. Pero en la Tierra, hay otros dos cráteres además de Chicxulub que también tienen anillos de pico. Los 2 mil millones de años de edad del cráter de Vredefort en Sudáfrica, y el de 1.8 mil millones de años de edad del cráter Sudbury en Canadá. Sin embargo, son tan viejos ambos que sus anillos de pico han erosionado.

Cuando la broca encuentre vetas minerales u otras zonas de fractura en el anillo de pico, los científicos obtendrán del núcleo datos de microbios que aún viven en las fracturas, y analizarán su secuencia de ADN para buscar los genes responsables de las vías metabólicas.

Esos genes podrían mostrar que en el anillo de pico los microbios descendientes de aquellos que vivieron después del impacto, derivaron su energía no del carbono y del Oxígeno (como en la mayoría de los microbios), sino a partir de Hierro o Azufre depositados por los fluidos calientes que se filtraron a través de la roca fracturada. Y eso significaría que en el cráter de impacto, el presagio de la muerte fue también un hábitat para la vida.

Puede leer el artículo completo, aquí.

Después de varios meses de discusiones, este jueves los científicos del LIGO dan finalmente a conocer su veredicto sobre la existencia de las ondas gravitacionales, que estiran y comprimen el espacio-tiempo.

Se cumple la predicción más increíble de Einstein: las ondas gravitacionales existen. El propio Einstein dudaba sobre su existencia e incluso pensó en desmentir la idea en 1936.

El hallazgo confirma también la existencia de agujeros negros en el espacio.

Según los científicos del LIGO, se ha detectado por primera vez en la historia ondas en el espacio-tiempo producidas por la colisión de dos agujeros negros, uno 36 veces, y el otro 29 veces más grandes que el Sol, a una distancia de más de mil millones de años luz de la Tierra.

Antes del 'choque' los agujeros daban vueltas uno alrededor del otro a razón de 250 veces por segundo a una velocidad dos veces inferior a la de la luz. Su colisión se tradujo en ondas gravitacionales que crearon una enorme 'tormenta' en la que el flujo de tiempo se desaceleraba y luego se aceleraba para ralentizarse de nuevo después.

Esto fue 'escuchado' por el LIGO, explicó a 'The New York Times' el doctor Kip Thorne, del Instituto de Tecnología de California (Caltech).

Las ondas fueron detectadas por primera vez el 14 de septiembre de 2015 y desde entonces los investigadores estudian el hallazgo. "Las noticias que les estamos contando son fantásticas", ha afirmado la portavoz del LIGO, Gabriela González.

El estudio científico al respecto será publicado por la revista 'Physical Review Letters'.

Es que las ondas gravitacionales se crearon a raíz del Big Bang, hace alrededor de 13.800 millones de años. Al parecer, todavía las sentimos, aunque son mínimas.

Los primeros rumores de que los científicos del Observatorio de Interferometría Láser de Ondas gravitacionales (LIGO por sus siglas en inglés) pudieron haber detectado ondas gravitacionales, por primera vez después de que estas fueran predichas por Albert Einstein, surgieron en septiembre de 2015. Esta misma semana el LIGO anunciaba que se pronunciaría este 11 de febrero a las 15:30 GMT.

Los físicos del Instituto de Tecnología de California (Caltech), del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), de la Colaboración Científica de LIGO (LSC) y otros se han reunido este jueves en la Fundación Nacional para la Ciencia para informar a los medios sobre el hallazgo.

100 años de búsqueda

En 1916 Albert Einstein hizo pública su Teoría General de la Relatividad, en la que predijo la ondulación que comprime y estira el espacio-tiempo, generada por eventos tan extremos como explosiones de estrellas o choques de agujeros negros.

Desde entonces los científicos se devanaron los sesos buscándolas. Su ansiedad se manifestó en varias ocasiones, la última en marzo de 2014, cuando varios especialistas habían anunciado su detección, pero se trató de falsas alarmas.

¿Qué genera estas ondas?

Las ondas gravitacionales se asemejan al efecto que se produce en una cama elástica cuando algo cae sobre ella. Cuanto más grande es el objeto, más ondulación producen. Por ejemplo, en nuestro sistema solar las ondas gravitacionales más fuertes son aquellas que se deben a los movimientos del Sol y Jupíter.

En teoría la perturbación gravitacional es producida por materia que se mueve con aceleración variable. Las ondas más fuertes deben ser producidas o por colisión de dos objetos gigantes con aceleraciones pequeñas, como dos galaxias, o por dos objetos de menor masa pero con aceleración enorme, como la fusión de estrellas de neutrones.

Las ondas más fuertes son producidas o por la colisión de dos objetos gigantes con aceleraciones pequeñas (como en el caso de dos galaxias) o por dos objetos de menor masa pero con una enorme aceleración, como cuando se produce la fusión de estrellas de neutrones.

Por ejemplo, desde un punto de vista teórico, la colisión de dos agujeros negros causaría una onda masiva, lo que justamente fue detectado por el LIGO.

Pero no hay que engañarse: como la gravitación de por sí es la fuerza más débil (en comparación con otras tres interacciones fundamentales como la interacción nuclear fuerte, la interacción nuclear débil y la interacción electromagnética), las ondas gravitacionales lo son tanto que al alcanzar la Tierra pueden tener el tamaño de una milmillonésima del diámetro de un átomo.

Una de las formas de 'cazar' las ondas es midiendo los estiramientos en el espacio-tiempo. Para lograrlo, los científicos estadounidenses utilizan un enorme sistema, el Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO), cuyo objetivo es detectar pequeñas vibraciones causadas por el paso de las ondas gravitacionales.

Después de haber trabajado varios años en vano, el LIGO reanudó sus estudios en septiembre del año pasado equipado con tecnologías de punta. Ahora el LIGO alcanza un máximo de 225 millones de años luz de distancia y es tan sensible que atrapa desplazamientos 10.000 veces menores que el diámetro de un protón.

El 14 de septiembre a las 10.51 GMT. en el LIGO se produjo la primera detección de las ondas gravitacionales de la historia.

¿Y ahora qué?

El descubrimiento puede abrir una nueva etapa en el estudio del universo, ya que, a diferencia de la luz, las ondas gravitacionales pueden penetrar en objetos gigantes y misteriosos como los agujeros negros. Es decir, el hallazgo de esta ondas puede abrir el camino a otros aún más sorprendentes e incluso podría darnos la respuesta sobre los orígenes del universo.

Este descubrimiento constituirá a partir de ahora una ayuda en la investigación del universo merced a la asistencia de este nuevo instrumento, ha afirmado este jueves uno de los participantes de este proyecto, Mijaíl Gorodetski, jefe del departamento de Coherencia Microóptica y Radiofotónica del Centro ruso de Cuántica, recoge la agencia TASS.

"Estamos ante una nueva era, la era de las ondas gravitacionales en la astronomía, algo equiparable a la llegada de los telescopios y la radioastronomía", ha asegurado Gorodetski.

"Es un descubrimiento que por primera vez confirma y ahonda en la Teoría de la Relatividad General de Einstein, al abrir nuevos horizontes para la creación de nuevas teorías sobre la realidad cuántica y, posiblemente, nuevas sobre la gran unificación, que describe todos los tipos de interacción física en términos y ecuaciones únicas", ha explicado el investigador ruso.

Puede ver el artículo completo, aquí.

Jueves, 28 Enero 2016 21:31

30 años de la explosión del Challenger

     Este jueves se cumplen treinta años de un accidente que hizo que la NASA se replantease la seguridad de las misiones espaciales y que le costó la vida a siete astronautas.

A las 11:39 de la mañana del 28 de enero de 1986, el mundo se paralizó conmocionado. Sólo 73 segundos después de despegar en el Centro Espacial Kennedy en Florida, el Challenger estallaba en el aire y se desintegraba con sus siete tripulantes a bordo a causa de un fallo en uno de los cohetes propulsores.

Los técnicos de la NASA, los familiares de las víctimas y los espectadores que seguían la partida del trasbordador desde Cabo Cañaveral o a través de las pantallas de televisión no podían dar crédito a lo que veían. Era laprimera vez que Estados Unidos sufría un accidente mortal en un vuelo al espacio.

Este jueves se cumplen treinta años de una tragedia que hizo replantearse los métodos de preparación de las misiones espaciales y que aún hoy está muy presente en el día a día de astronautas e ingenieros.

El Challenger fue el segundo aparato del programa de trasbordadores en alcanzar el espacio en 1983, y aquel fatídico 28 de enero de 1986se disponía a cumplir su décima misión. Entre sus tareas se incluía la recogida de datos del espectro ultravioleta del cometa Halley en su aproximación al Sol, pero la principal novedad era la participación entre sus tripulantes de Christa McAuliffe, de 37 años, profesora de un instituto de New Hampshire.

Erala primera vez que se incorporaba a una misión espacial un ciudadano particulare iba a realizar experimentos relacionados con cuestiones como las leyes de Newton, la microgravedad o el magnetismo, que se filmarían para emplearlos como material didáctico. La participación de McAuliffe había atraído precisamente una especial atención por parte de los medios de comunicación y de la sociedad hacia la misión y de ahí que la tragedia en que concluyó causó un mayor impacto.

Un país en estado de shock

A las cinco de la tarde, el presidente Ronald Reagan, que ese día tenía prevista su intervención para informar del estado de la nación, se dirigió por televisión a unos estadounidenses en estado de shock. «Nos hemos llegado a acostumbrar a la idea del espacio, pero quizás olvidamos que solo acabamos de empezar. Somos aún unos pioneros», reconocía Reagan, que, sin embargo, añadía que aquello no significaba el fin de la exploración espacial. «Habrá más vuelos de trasbordadores y más tripulaciones y, sí, más voluntarios, más civiles y más profesores en el espacio».

Tripulación del Challenger. La NASA les rinde homenaje este miércoles, junto a los caídos del Columbia y del Apolo 1- NASA

Una comisión presidencial señaló una serie de recomendaciones para evitar nuevos accidentes, que la NASA implementó. Sin embargo, la tragedia volvería a golpear los corazones de los norteamericanos años después, en 2003, con el desastre del Columbia, en el que murieron otros siete tripulantes.

La NASA recordará hoy a las víctimas de los accidentes del Challenger y el Columbia, así como a las tres del Apolo 1, en un acto en el Cementerio Nacional de Arlington, en Virginia. «Hoy, su legado sigue vivo cuando la Estación Espacial Internacional cumple su promesa como símbolo de esperanza para el mundo y como trampolín del próximo paso de gigante en la exploración», señala Allard Beutel, quien concluye: «Les rendimos homenaje al hacer realidad los sueños de un mañana mejory aprovechando los frutos de la exploración para mejorar la vida de la gente en cualquier sitio».

Puede leer el artículo completo, aquí.

Martes, 19 Enero 2016 17:05

Observe cinco planetas a la vez

     Durante las próximas dos semanas por primera vez en más de una década, se podrán ver todos los planetas visibles a simple vista -Mercurio, Venus, Marte Júpiter y Saturno- juntos en el cielo antes del amanecer.

Este evento acontecerá desde 20 de enero al 20 de febrero. La última semana de enero y la primera semana de febrero son los días más favorables para presenciar a Mercurio enfilado con los demás planetas. Podrá observarlos 45 minutos antes de la salida del Sol.

Venus permanece sobre el horizonte sureste. En realidad está en decadencia, no está tan alto como se observó a finales de 2015. Pero Venus no tiene igual para su brillo entre los planetas de la noche y las estrellas. No lejos de Venus se encuentran Saturno, y debajo de ella, la estrella Antares (en la constelación de Escorpión). Mire hacia la derecha y podrá ver al planeta rojo Marte. Identifique la estrella Spica, y a hacia su derecha observará el brillante planeta Júpiter.

El quinto planeta es Mercurio, que era observable bajo en el suroeste después del atardecer hace apenas dos semanas. Pero ha estado corriendo rápidamente de la noche, a la visibilidad de la mañana. Su primera buena oportunidad para detectar a Mercurio antes del amanecer viene en esta semana. Para el viernes 22 de enero se encontrará hacia el sureste, y búsquelo 5 ° por encima del horizonte. Mercurio aparecerá un poco más arriba y un poco más brillante. Al final del mes de enero será más fácil de detectarlo.

Todos los principales planetas se encuentran muy cerca del plano de la órbita de la Tierra, que se proyecta como una línea -la Eclíptica- a través del cielo. Por definición, el Sol siempre se encuentra en la eclíptica. Es la supercarretera del movimiento planetario entre las estrellas.

Cinco planetas 45 minutos antes del amanecer

Cuando mire usted a todos estos planetas, piense en sus variadas distancias de nosotros. Los astrónomos utilizan la media distancia Tierra-Sol, llamado "Unidad Astronómica" (equivalente a 150 millones de Kilómetros), como un criterio útil para saber las distancias entre el Sol y los planetas del sistema solar, así como demás cuerpos celestes. De los cinco planetas que esté viendo, ahora mismo Mercurio está más cercano (aproximadamente 0,8 au), seguido de Venus (1,3 au), Marte (1.4 au), Júpiter (4,7 au) y Saturno (10,6 au). La luz del Sol reflejada en Mercurio tomó unos breves 6½ minutos en llegar hacia la Tierra, y desde Saturno tomó poco menos de 1 hora y media para llegar hasta aquí.

No hemos tenido nuevamente esta oportunidad de ver cinco planetas antes del amanecer desde hace 11 años. Durante el mes de agosto del presente año, se volverán a ver los mismos cinco planetas, pero ahora después del atardecer.

Puede leer el artículo completo, aquí.

La Agencia Espacial Europea (ESA) buscará objetos potencialmente peligrosos como cometas y asteroides desde el centro astronómico hispano-alemán (CAHA) de Calar Alto, ubicado en Gérgal (Almería), tras el acuerdo de colaboración rubricado entre ambas partes para el uso exclusivo y en remoto del telescopio Schmidt de 80 centímetros.

El centro gestionado por la Sociedad Max Planck y el CSIC pondrá a disposición de la ESA uno de sus aparatos para el estudio de cometas o asteroides (NEO) cuyas órbitas, posiblemente modificadas por la atracción gravitatoria de los planetas, los conducen a regiones cercanas a la órbita terrestre.


Aunque las posibilidades de un impacto con la Tierra son "muy reducidas", la comunidad científica está desarrollando programas para detectar y estudiar estos objetos, según han explicado el observatorio en una nota.

Los NEO pueden presentar tamaños muy variables, desde pocos metros a decenas de kilómetros. De los 600.000 asteroides detectados, unos 10.000 entrarían en la categoría de NEOS. "Los NEO han de ser estudiados en profundidad no solo por la información que aportan sobre la formación y evolución de nuestro Sistema Solar, sino porque debemos conocer sus propiedades físicas lo mejor posible para que en el futuro estemos capacitados para desviarlos y evitar colisiones con ellos", ha explicado el vicedirector del observatorio, Jesús Aceituno.

El acuerdo, que contempla una primera etapa hasta marzo de 2017 y automáticamente prorrogable, cede a la ESA en uso del telescopio Schmidt de 80 centímetros del observatorio. Se trata de un telescopio que había caído en desuso en 2001 y que los técnicos del observatorio han recuperado para la observación en remoto.

"La reparación y adaptación del telescopio ha sido posible gracias al esfuerzo de la plantilla y ha tenido un coste muy reducido, pero va a aportar una fuente de ingresos sustancial y pondrá al observatorio en una posición de referencia en un campo de investigación nuevo", han añadido Aceituno.

Jimmy Herrera en Calar Alto

El observatorio astronómico hispano-alemán de Calar Alto, dependiente de la Sociedad Max Planck y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas , está situado en la Sierra de Los Filabres, norte de Almería (Andalucía, España).

Es operado conjuntamente por el Instituto Max-Planck de Astronomía en Heidelberg (Alemania) y el Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC) en Granada. Calar Alto proporciona cuatro telescopios con aperturas de 0,80m, 1.23m, 2.2m y 3.5m. Un telescopio de 1.5m, también localizado en la montaña, es operado bajo el control del Observatorio de Madrid.

Puede leer el artículo completo, aquí.

Jueves, 17 Diciembre 2015 04:19

¿Por qué es tan difícil viajar a Marte?

Los desastres del transbordador espacial Challenger y Columbia fueron quizás dos de los recordatorios más prominentes de lo importante que es que todo funcione a la perfección para una nave espacial, con el fin de  poder viajar al espacio y regresar con éxito a la Tierra.

Independientemente de que se trate de un sello defectuoso utilizado para detener el escape de gases calientes, o un trozo de espuma aislante que dañó seriamente el sistema de protección térmico, los científicos e ingenieros deben realizar miles de predicciones de todas las cosas que podrían salir mal durante el vuelo.

La misión humana al planeta  Marte de la NASA presenta aún más desafíos al querer enviar humanos a una distancia mucho más lejana, y sobre todo a un ambiente más peligroso. Diseñar una nave espacial que pueda entrar y salir con seguridad de la impredecible atmósfera del planeta Marte es un gran reto.

"Cada vez que volamos a Marte, aprendemos un poco más y obtenemos más conocimientos", dijo Walter Engelund, del Centro de Investigación Langley de la NASA. "Una cosa que hemos aprendido es que la atmósfera de Marte es, sin duda, una gran variable. Es mucho más dinámica que nuestra propia atmósfera terrestre".

Para las misiones que requieren ingresar y regresar de una atmósfera, el diseño de la nave espacial suele guiarse por su “Sistema EDL” (Entrada, Descenso y Aterrizaje por sus siglas en inglés).

Engelund, junto con varios otros colegas de la NASA, publicaron una revisión de los sistemas de EDL, propuesta actualmente para una futura misión tripulada al planeta  Marte en un reciente libro titulado "La misión humana a Marte. Colonización del planeta rojo." El libro consiste en una recopilación de estudios escritos por un equipo de más de 70 científicos, entre ellos, cuatro astronautas (dos que caminaron sobre la Luna), y que ofrece una guía detallada sobre cómo llevar a cabo con éxito una misión humana a Marte. Engelund es el autor principal del estudio EDL.

Gestión del peso

Hasta el momento, la NASA ha llevado a cabo seis exitosas sondas exploradoras en Marte: Vikingo I y II, Pathfinder, MER Spirit y Opportunity, y Phoenix. Sin embargo, todas estas misiones consistieron en misiones robóticas con vehículos que eran significativamente más ligeros que una nave espacial, transportando astronautas, suministros y combustible para un viaje de ida y vuelta.

El desarrollo de sistemas para una misión tripulada a Marte requerirá de un cuidadoso ejercicio de equilibrio, entre minimizar el peso y encontrar la manera de utilizar la menor cantidad de combustible posible.

El 14 de enero de 2004, el presidente George W. Bush dio un discurso en el cuartel general de la NASA, en el que describió un “nuevo rumbo" para el programa espacial, que “extendería la presencia humana a través del sistema solar”.

Con el recordatorio de que había pasado ya casi un cuarto de sigo desde que los Estados Unidos desarrollaron un nuevo vehículo para la exploración espacial, Bush hizo un llamado para la creación de un nuevo y moderno vehículo espacial tripulado.

"Vamos a construir nuevas naves para llevar adelante al hombre hacia el universo, para obtener un nuevo punto de apoyo en la Luna, y prepararnos para nuevos viajes a mundos más allá del nuestro", dijo Bush.

Como respuesta a la visión del presidente Bush sobre exploración espacial, la NASA, en mayo de 2005, inició un programa denominado Sistema de Estudio y Arquitectura para la Exploración (ESAS), que servirá de modelo para los desarrollos de futuras naves espaciales que eventualmente enviarán seres humanos a la Luna y al planeta Marte. Es posible que la NASA utilice o no las especificaciones indicadas en este estudio, pero cualquiera que sea la arquitectura que utilice, será muy diferente a la de las misiones robóticas utilizadas hoy en día.

"Cuando queramos enviar humanos a la superficie de Marte, vamos a necesitar un sistema EDL capaz de entregar al menos 10 veces la masa y el volumen de las actuales misiones robóticas", dijo Engelund. "La NASA en realidad, ha estado reflexionando sobre ello seriamente durante los últimos años."

La NASA ha enviado varias misiones robóticas con éxito a Marte. El diseño de una nave espacial para llevar a los seres humanos al planeta rojo y regresar de manera segura a la Tierra, sigue siendo un desafío.

Al menos 55 millones de kilómetros separan al planeta Marte de la Tierra (la distancia entre los dos planetas varía durante sus órbitas elípticas alrededor del Sol).

Uno de los mayores obstáculos de diseño al que los ingenieros se enfrentan, se trata de la cantidad de combustible que se necesita para enviar una nave espacial a una distancia de ida y vuelta. Más combustible significa más peso, y más peso significa la necesidad de más combustible para transportar ese peso.

La órbita de Marte con menos combustible

Por razones operativas y de seguridad, la nave espacial que viajará a Marte probablemente no aterrizará en la superficie inmediatamente después de que llegue al planeta rojo.

"Para una misión a escala humana, es muy probable que vayamos a tener una nave espacial que se mantenga en órbita con alimentos y suministros para el viaje a casa, y también para un "refugio seguro" en caso de que algo vaya mal en la superficie", comentó Engelund.

Lo que los científicos están planeando, es que la nave espacial se introduzca primero en la órbita de Marte, para posteriormente desplegar un módulo de aterrizaje hasta su superficie. La capacidad de orbitar primero al planeta antes de aterrizar dará a los astronautas  la oportunidad de monitorear la atmósfera y así asegurarse de que no haya tormentas de polvo o condiciones meteorológicas adversas en el lugar donde se planea el aterrizaje.

Para la entrada en la órbita de Marte, los científicos planean utilizar un método llamado aerocaptura que nunca antes ha sido puesto en práctica.

"Uno de los problemas de llevar una nave hasta otro planeta es que primero debemos sacarla de la órbita de la Tierra", explicó Engelund. "Tenemos que acelerarla a una velocidad lo suficientemente alta como para romper el campo gravitatorio de la Tierra. Entonces, cuando la nave llegue a su planeta de destino, tenemos que reducirle la velocidad lo suficiente para que “sea capturado” en la órbita alrededor del campo de gravedad de Marte". Este proceso se le denomina “aerofrenado” y ha sido utilizado con éxito en las misiones anteriores al planeta rojo.

El aerofrenado utiliza propulsión para insertar primero la nave espacial en la órbita de captura, y luego circundar al paneta hasta alcanzar la órbita deseada (también es conocido como ajuste órbita). La nave pasa a través de la parte superior de la atmósfera marciana varias veces. Por otro lado, la aerocaptura lleva a cabo la captura de la órbita y el ajuste de órbita en una sola pasada a través de la atmósfera más profunda.

Por lo general, la ralentización de una nave espacial se realiza mediante el disparo de retrocohetes, o cohetes que se disparan en la dirección opuesta a la dirección en la viaja la nave espacial.

Según Engelund, este método requiere una gran cantidad de combustible que ha de llevarse todo el camino hasta que la nave espacial llegue a Marte. Se añade peso adicional a un vehículo ya más pesado, y es muy costoso.

La maniobra de aerocaptura utiliza el arrastre causado por la atmósfera superior del planeta, para reducir la velocidad del vehículo espacial. La atmósfera, en este caso, sirve de "freno" para el vehículo, eliminando la necesidad de combustible adicional.

A pesar de las ventajas de usar el método de aerocaptura, los científicos también han estudiado algunos de los inconvenientes, y la forma de hacer frente a algunos de los posibles problemas que puedan surgir.

Según los autores de este informe, los estudios históricos han demostrado que la aerocaptura es una tecnología de bajo riesgo. Sin embargo, muchos de esos estudios se basaron en pequeñas cargas útiles más apropiadas para misiones robóticas.

Durante la maniobra de aerocaptura, la nave debe realizar una inmersión profunda a través de la atmósfera de Marte. La fricción experimentada durante la entrada, hace que la energía de la velocidad del vehículo sea transferida en calor.

Este calentamiento requerirá de una protección térmica adicional (Aeroshell), y un sistema de protección térmico para proteger el interior de la nave. Engelund comentó que incluso con estos componentes adicionales, el uso de la aerocaptura todavía requerirá de menos peso para entrar en la órbita de Marte con un método de propulsión accionado por combustible.

El otro posible problema es con el software de la computadora, que guía la nave espacial durante el pase de aerocaptura. El programa que se utiliza es lo suficientemente inteligente como para determinar los parámetros importantes: profundidad de inserción en la atmósfera donde la nave espacial tiene que ir, monitoreo del progreso de inserción en tiempo real, y realizar los ajustes precisos para llegar a la órbita correcta.

Precisión, sin embargo, es la clave

"Demasiada profundidad de inserción, y se quemarán", explicó Engelund. "Una inserción poco profunda, no podrá quitar la energía suficiente para reducir la velocidad de la nave espacial y lograr una inserción en la órbita de Marte, haciendo que la nave sobrevuele al planeta sin lograr la aerocaptura”. 

Un conocimiento más profundo de la atmósfera de Marte, ayudará a los científicos afinar este procedimiento.

"Pero estas son todas las cosas que hemos estado estudiando durante años (incluso décadas), y estamos seguros de que podremos diseñar un sistema de aerocaptura utilizando la tecnología actual", dijo Engelund.

Las limitaciones presupuestarias para vuelos a Marte

El presidente Barack Obama, al hablar en una conferencia en el Centro Espacial Kennedy de la NASA, reiteró el compromiso de Estados Unidos para el envío de un ser humano al planeta Marte.

"Para el año 2025 esperamos que la nueva nave espacial diseñada para realizar viajes largos, nos permita realizar las primeras misiones tripuladas que los lleve más allá de la Luna, hacia el espacio profundo", dijo Obama. "Vamos a empezar por el envío de astronautas a un asteroide por primera vez en la historia. A mediados de la década de 2030, creo que podemos enviar humanos a la órbita de Marte y regresarlos sanos y salvos a la Tierra. Y posteriormente poder realizar aterrizajes en Marte”.

Desde entonces, la NASA ha sido sometida a recortes presupuestarios que tendrán un impacto en los diversos programas, entre ellos los que se ocupan de diseñar la nave espacial para vuelos de larga distancia.

"Creo que la NASA ha decidido dar un paso atrás y mirar a una amplia gama de inversiones en tecnología para permitir la futura exploración espacial, más allá de nuestra propia órbita de la Tierra", dijo Engelund.

Algunos de estos recortes llegarán hasta el programa marciano y determinarán la posibilidad y el momento en el que los humanos puedan explorar el planeta rojo.

"Desafortunadamente, el desarrollo está estrechamente ligado al presupuesto", dijo Ayanna Howard, profesor asociado de Ingeniería Eléctrica e Informática, y miembro del programa de Doctorado en Robótica del Instituto de Tecnología de Georgia. "Si la financiación disponible es suficiente, entonces los científicos e ingenieros deben ser capaces de desarrollar los componentes “EDL” necesarios para las misiones tripuladas a Marte dentro de los próximos 30 años. Si no se asignan suficientes recursos, esta línea de tiempo podría no ser factible. "

Con una misión tripulada a Marte que aún requiere una gran cantidad de investigación e inversión, los científicos y los gobiernos pueden tener que considerar opciones alternativas, si quieren ver a un ser humano (de cualquier país del planeta) en la superficie de Marte.

"Creo que hay una sensación real de que la NASA no puede permitirse el lujo de irse por libre, y debe de mirar hacia asociaciones o cooperaciones internacionales", dijo Engelund. "Personalmente creo que hay un enorme potencial para enviar seres humanos a Marte, y qué mejor manera de hacerlo que con una campaña global que permita a muchas naciones trabajar juntas".

Esta historia fue proporcionada por Astrobiology Magazine, una publicación basada en la web patrocinado por el programa de Astrobiología de la NASA.

Miércoles, 16 Diciembre 2015 17:16

Cervantes da nombre desde hoy a una estrella

     Una votación popular avalada por la Unión Astronómica Internacional bautiza también como Quijote, Rocinante, Sancho y Dulcinea a los cuatro planetas que la orbitan.

Desde hoy Cervantes ya da nombre a una estrella, y Quijote, Rocinante, Sancho y Dulcinea a los cuatro planetas que la orbitan. La propuesta cervantina ha resultado vencedora en el concurso NameExoWorlds de la Unión Astronómica Internacional (IAU) en el que se han votado propuestas de todo el mundo para nombrar 20 nuevos sistemas planetarios descubiertos en los últimos años.

La propuesta ‘Estrella Cervantes’ competía con otras seis opciones de diversos países (Portugal, Italia, Colombia y Japón) para renombrar el sistema planetario μ (leído ‘mu’) Arae, situado a 49,8 años luz de distancia en la constelación Ara (el altar). Desde el 12 de agosto y hasta el 31 de octubre estuvieron abiertas las votaciones a través de internet, para todo el mundo y con la única limitación de un voto por dispositivo (ordenador, teléfono, tableta…).

“Esta iniciativa ha cargado de sentido la labor de los que trabajamos por la cultura científica: une en una sola propuesta diferentes aspectos de la ciencia y de las letras, y nos ha ilusionado tanto a los que nos dedicamos profesionalmente a la astronomía como a todas aquellas personas que disfrutan mirando al cielo”, ha afirmado en un comunicado Javier Armentia, director del Planetario de Pamplona, la entidad que presentó la propuesta al concurso.

Aunque las civilizaciones han puesto nombres a los astros durante milenios, la IAU es actualmente la autoridad responsable para asignar nombres oficiales a los objetos celestes. El concurso NameExoWorlds ha proporcionado la primera oportunidad para que el público en general ponga nombres a exoplanetas y sus estrellas. Los nombres ganadores podrán ser usados libremente en paralelo con la nomenclatura científica ya existente, dando el crédito adecuado a las organizaciones que los propusieron.

Con las votaciones finalizadas el 31 de octubre de 2015, un total de 573.242 votos han contribuido a dar nombre a 31 exoplanetas y a 14 estrellas anfitrionas más allá de nuestro Sistema Solar. Las organizaciones que han propuesto los nombres ganadores serán galardonadas con una placa conmemorativa por su contribución a la astronomía, y se les dará la emocionante oportunidad de dar nombre a un cuerpo menor del Sistema Solar (un asteroide).

Puede leer el artículo completo, aquí.

Miércoles, 16 Diciembre 2015 16:34

Navidad con Luna Llena

El viernes 25 de diciembre, el satélite natural de la Tierra, la Luna,  se encontrará en fase Llena a una distancia de 376,266 kilómetros. 

Esto aconteció de igual forma en 1977, cuando la Luna coincidió en fase Llena durante el 25 de diciembre, hace unos 38 años para ser más exactos.

Los antiguos tribus de indios americanos la denominaban Noche de Luna Larga, y en otras culturas se le denominaba como la Luna de Roble, por ser la última Luna llena del año.

El que la Luna Llena coincida de nueva cuenta el día 25 de diciembre, volverá a suceder hasta el año 2034.

Para quienes tengan menos de 38 años de edad, será la primera vez que presenciarán una Navidad con una Luna Llena.

“No estaría nada mal que como un buen detalle, se regale un Telescopio a quién le guste mucho la Astronomía, y que en la noche de Navidad lo estrene observando la Luna Llena”, señaló Jimmy Herrera, Presidente de la Sociedad Astronómica de Quintana Roo, A.C. - SAQROO.

 

Martes, 15 Diciembre 2015 20:38

Despega Soyuz rumbo a la EEI

Karaganda, Kazajstan (15 diciembre 2015) -  Una nave rusa Soyuz que transporta a tres tripulantes, entre ellos el primer Astronauta británico Tim Peake, despegó desde el Cosmódromo Baikonur de Kazajistán en dirección a la Estación Espacial Internacional (ISS).

El cohete que transporta a la nave Soyuz TMA-19M, despegó para iniciar un viaje de seis horas hasta la estación espacial, y alcanzó la órbita establecida alrededor de nueve minutos más tarde.

Además de Peake, entre la tripulación se encuentran el Comandante Yuri Malenchenko, un ex piloto de la fuerza aérea rusa y veterano de vuelos espaciales de larga duración, y el Astronauta de la NASA Tim Kopra.

Peake, de 43 años, se convirtió en el primer británico en ir al espacio desde que Helen Sharman viajó por ocho días en una nave soviética en 1991, siendo el primer astronauta en representar oficialmente al gobierno británico. 

La tripulación tiene previsto regresar a la Tierra el 5 de junio de 2016.

Fuente: Reuters

Miércoles, 09 Diciembre 2015 04:59

Cometa Catalina a la vista

Se trata del Cometa Catalina, que tras completar su viaje alrededor del Sol emprende su acercamiento al planeta, y será cada vez más visible desde el hemisferio norte de la Tierra a medida que avanza el mes de diciembre.


Este cuerpo celeste fue descubierto en octubre de 2013 por los astrónomos del Catalina Sky Survey. El cometa Catalina (oficialmente conocido como C/2013 US10) se encamina hacia su máxima aproximación a la Tierra, hecho que tendrá lugar en enero. 


"Con el resplandor de la Luna ahora fuera del camino, los observadores en el hemisferio norte están consiguiendo su mejor vista del nuevo cometa. Y el cometa Catalina no decepcionará”, comenta la NASA.

Cometa Catalina

                                                                          Cometa Catalina

Aunque no es tan brillante como indicaban las primeras predicciones, el cometa está luciendo dos colas: una de polvo y otra de ion, por lo que es un objeto impresionante para ver con binoculares, telescopios, y cámaras utilizando larga exposición, indicó la agencia estadounidense.

 

Además, el cometa Catalina procedente de la nube de Oort, ofrecerá un impresionante espectáculo a lo largo de diciembre al ser visible desde el hemisferio norte, después de que el 15 de noviembre alcanzase su perihelio, la máxima aproximación al Sol, informa el portal Earthsky.org. Anteriormente, sólo era visible desde el hemisferio sur de la Tierra. 

 

Según había informado dicho portal, Catalina, con una magnitud actual de entre 6,1 y 6,5, será completamente visible el 17 de diciembre pudiendo alcanzar una brillantez suficiente para ser observable a simple vista, siempre y cuando el avistamiento se haga desde lugares oscuros y alejados de la contaminación lumínica de la ciudad.

 

                                    Mapa celeste para identificar el Cometa Catalina en el hemisferio norte.

El 31 de diciembre, el cometa Catalina se encontrará a sólo un grado de la estrella Arturo, una de las estrellas más brillantes del cielo para quienes viven en el hemisferio norte, y el 12 de enero de 2016 el cometa se situará en su distancia más cercana a la Tierra (107,700,000 kilómetros de distancia).